25 dic. 2011

Llegando a Hong Kong


Luego de 26 horas de vuelo, mi hermana y yo llegamos a Hong Kong al mediodía de ayer. Me dio mucho gusto regresar a esta ciudad increíble, repleta de rascacielos, montañas, islas, gente, colores brillantes, tiendas y restoranes. Aunque llegamos bastante cansados (tras dormir unas seis o siete horas, de muy mala calidad, en todo el trayecto) no tomamos una siesta al llegar al hotel, sólo nos bañamos y salimos a la ciudad. Nuestro hotel, que es muy básico pero muy barato (Hong Kong Budget Hostel) se ubica en Mong Kok, un distrito comercial que según Wikipedia (que a su vez cita los Guinness World Records) tiene la mayor densidad poblacional del mundo: 130 mil personas por kilómetro cuadrado! Otro sitio también publica ese dato, así que quizá sea cierto.

El distrito central de negocios, en la isla de Hong Kong

Nos impresionó la cantidad de gente en las calles. Cuando estuve en Hong Kong el año pasado, no vi tanta gente.Obviamente lo que sucede es que era Navidad. Hoy (26 de diciembre) es Boxing Day y también es día feriado, y me parece que mañana también. En las banquetas de las principales avenidas comerciales de la ciudad era difícil caminar por la cantidad de gente. También nos sorprendió ver muchas mujeres sentadas en las calles teniendo picnics. Este fenómeno, nos explicaron más tarde, ocurre cada domingo: las empleadas domésticas (que son generalmente de las Filipinas y de Indonesia) tienen su "day off" los domingos y, como no tienen un hogar propio, conviven con sus amigas en las calles y plazas de la ciudad.
Migrantes de las Filipinas y de Indonesia, que por lo general se dedican al trabajo
doméstico, hacen picnics en las calles y banquetas los domingos (su día libre)


Por cierto, ¿cual es la probabilidad de que al volar de Pekín a Hong Kong en una aerolínea china te toque sentarte rodeado por un grupo de ocho mexicanos? Mi hermana y yo nos hacíamos esta pregunta ayer. Estos mexicanos se dirigían a la boda de alguien llamado Carlos en las Filipinas. Carlos además resultó ser amigo cercano de un colega del trabajo (quien me había platicado sobre una boda a la que asistiría en las Filipinas). Después de conversar un rato con estos mexicanos, descubrimos que habían compartido los otros dos vuelos (México DF - Los Ángeles y Los Ángeles - Pekín) con nosotros. A ellos aún les faltaban dos vuelos para llegar al sitio de la boda: Hong Kong - Manila y Manila - Boracay, en las Filipinas. 

2 comentarios:

  1. Hola. Buenas tardes. Nos parece que haces un excelente trabajo con este blog, pues brindas consejos prácticos a los lectores, la lectura es muy ágil y 100% recomendable. Nosotros también vemos Hong Kong como una ciudad llena de colores brillantes y la verdad es que vale la pena hablar de ello, hiciste un excelente review aquí. Es lo que hay que hacer con el turismo moderno. Somos diseñadores de viajes que sabemos apreciar el buen blog, como en este caso y también los destinos más exóticos como Hong Kong. Esperamos que sigas con este proyecto tan loable. Excelente blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario Terranova! De verdad lo aprecio mucho. Les envío un saludo, espero seguirlos viendo por aquí!

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.