30 oct. 2011

Los diez destinos de Lonely Planet para 2012

Como cada año por estas fechas, Lonely Planet -la empresa de guías de viaje e información para viajeros independientes más grande del mundo- publicó su lista de los "top ten countries" para el siguiente año. Por lo general, suelen designar tanto a países que tradicionalmente no han recibido turismo como países que ya son turísticos pero que están ganándole mercado a los demás. Esto sucede este año. Vean la lista:

Lonely Planet homeLonely Planet’s Best in Travel: top 10 countries for 2012

1. Uganda
2. Myanmar (Birmania)
3. Ucrania
4. Jordania
5. Dinamarca
6. Bután
7. Cuba
8. Nueva Caledonia
9. Taiwán
10.Suiza

El artículo completo aquí.


Qué les parecen? Cuáles son sorpresa? Sólo Uganda y Myanmar me parecen destinos realmente exóticos y con una infraestructura turística precaria. Bután lleva años con una política de limitar el crecimiento del turismo y mantenerse como destino "all inclusive" relativamente caro. Suiza y Dinamarca son destinos convencionales. Cuba, Jordania, Ucrania y Taiwán son mercados turísticos medianos. Y finalmente Nueva Caledonia me intriga, porque está muy lejos de todo y francamente no sé qué tenga que ofrecer que no tengan otras islas del Pacífico como Tahití o Fiji. 

Sobre decir que, por la influencia y popularidad de Lonely Planet, el que un país sea incluido en el "top ten" anual suele ser una excelente noticia para su industria turística -particularmente si se trata de destinos poco convencionales. Pero es una arma de dos filos: el incremento en el volumen de turistas también suele provocar que muchos destinos (particularmente en países menos desarrollados) pierdan parte de su encanto por el crecimiento tanto de la demanda turística (calles saturadas de turistas) como de la oferta (vendedores y touts por doquier). El turismo puede echar a perder un destino y destruir aquello que lo hacía tan especial. 
Obviamente, desde la perspectiva local los beneficios del incremento turístico casi siempre exceden los costos: el turismo genera empleo, eleva los sueldos, etc. La postura de quienes desean limitar el desarrollo turístico de un destino suele ser puramente egoísta: el viajero que visita una "joya" poco explorada claramente no quiere tener que compartir el destino con hordas de turistas. Pero hay que evitar matar a la gallina de los huevos de oro.  Los países que presiden un incremento importante el número de turistas que reciben deben identificar sus fortalezas competitivas y manejar su crecimiento turístico de modo que no erosione esas fortalezas. Es decir, si lo que un destino vende es playas paradisiacas y tranquilas, debe encontrar formas de evitar que esas playas se saturen de gente, ruido, contaminación y vendedores. Debe haber muchos ejemplos de ciudades o destinos que manejaron bien su boom turístico y otros que no, pero en este momento no se me vienen a la mente muchos excepto dos negativos (Acapulco).

En fin, sería interesante evaluar si la lista "top ten destinations" de LP tiene un efecto significativo sobre los ingresos turísticos y el número de turistas en esos países, no sólo de forma inmediata sino varios años después. El problema es que probablemente no hayan buenos datos justo para los países que serían más interesantes (aquellos poco desarrollados y con poco turismo). Por ejemplo, ¿qué ha pasado con Albania, que fue elegido país número uno para 2011 por LP? ¿Cómo le ha ido a El Salvador, que ocupó esa posición en 2010? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.