19 mar. 2012

Por el mundo en bicicleta II

Hace unos meses escribí sobre la posibilidad de viajar en bicicleta por el mundo. El arte de viajar en bicicleta, llamado bicycle touring, no es tan popular en México como en otras latitudes. En Europa, por ejemplo, los clubes de bicycle touring se remontan al siglo XIX. El Cyclists' Touring Club (CTC) de Inglaterra, fundado en 1878, es el club de este tipo más viejo del mundo, y actualmente uno de los más grandes con más de 70 mil miembros. En otros países europeos, y en las naciones desarrolladas en general, hay un gran número de asociaciones que fomentan los el bicycle touring. Este modo de viajar puede ser muy económico si uno está dispuesto a acampar regularmente y a cocinarse tus propias comidas. Yo voy a irme de bike touring en junio; voy a iniciar en Inglaterra y aún no tengo claro dónde o cuándo acabaré. Mientras tanto estoy intentando leer lo más posible sobre cómo viajar en bicicleta extensivamente. Actualmente leo una excelente guía de bicycle touring que encontré en Amazon.com: Bike Touring: The Sierra Club Guide to Travel on Two Wheels (USD 12 más USD 9 de envío). No asume conocimiento previo sobre bicicletas, y evita el tono tedioso y seco que es tan común en la mayoría de las guías de cualquier cosa. Si nunca has cambiado una llanta o siguiera arreglado una ponchadura (como yo) es un buen sitio para empezar.

Una buena bicicleta es suficiente para darle la vuelta al mundo. Literalmente. Cuando escribí sobre bicycle touring en noviembre hablé sobre el caso de Heinz Stücke, quien lleva 50 años viajando en bicicleta por todos los rincones del planeta. Pero también es posible darle una sola vuelta a toda velocidad, llevando la naturaleza humana al límite, tanto en el aspecto físico como en el mental. Esto fue lo que hizo en 2007 Mark Beaumont. Este joven escocés, nacido en 1983, le dio la vuelta al mundo en bicicleta en 2007. Recorrió 29,446 kilómetros en 194 días y 17 horas: toda Eurasia de París a Singapur, toda Australia y Nueva Zelanda, y todo Estados Unidos de costa a costa. Su distancia promedio diaria fue de más de 150 kilómetros diarios, durante 6 meses y medio! De este modo Mark impuso un Récord Guinness que posteriormente fue superado por Vin Cox, también británico. La hazaña de Mark fue seguida muy de cerca por la BBC británica, que elaboró un documental fascinante (mismo que pueden encontrar abajo). Aún si no les llama la atención la idea de viajar en bicicleta, creo que la historia de Mark Beaumont, narrada y filmada con la virtuosidad característica de la BBC, bien vale la pena un vistazo. El documental se titula The Man Who Cycled the World. También es un libro, pero no lo he leído. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.